jueves, 15 de enero de 2009

La mujer de las tetas grandes


Amanda tenía las tetas grandes. Todos los hombres las anhelaban. Podía pasar días completos sin gastar un bolívar porque le sobraban las invitaciones a viajar, pasar la noche o el fin de semana en Margarita, Aruba, Miami, Acapulco, Mallorca o Australia. Nunca faltaba el andrógeno bullido dispuesto a prolongar la cercanía de aquel busto sin importar dónde le llevara. Además Amanda era muy simpática e inteligente, podía hablar cualquier idioma y vestida ostentaba una presencia magnética. Un día se cansó y quiso terminar con todo.

Que estaba harta de los abusos. Que estaba cansada de los hombres que la trataban así. Que no tenía tiempo para otra cosa. Que no era eso lo que quería para su vida. Que quería más comprensión y cariño. Que sabía lo importante que eran sus tetas para la humanidad, pero que ella no disfrutaba nada.

Amanda era modelo y había sido fotografiada para portadas de revistas e incluso filmado varios comerciales y actuado como extra. Tenía un cuerpo perfecto y una carita linda. Siempre temió que no podía superar lo irremediable del tiempo. Así fue, la cambiaron por otra muñeca real (real doll) para satisfacer las necesidades de los exigentes clientes. Amanda había cumplido su vida útil.

martes, 6 de enero de 2009

Sinsabores de año nuevo


  • Bajar los kilos que gané en Diciembre (como si solo engordé en el último mes del año)
  • Escribir la novela que no he terminado (comenzado)
  • Ser mejor esposo y excelente amante (con la misma persona por supuesto)
  • Comer menos carbohidratos en la noche para evitar flatulencias en la cama (no por mi)
  • Aprender italiano para el viaje que haré no en el 2009
  • Terminar el curso de Portugués
  • Levantarme temprano para evitar la cola (o tomarla más temprano)
  • Comprar el ejemplar de Urbe Bikini que siempre veo exhibida (cuando vuelvo está agotada)
  • Reencontrarme con dos amigos/as que vi en Facebook y a quienes sigo ignorando pero me siguen invitando a cualquier reunión que deben ser igual de ladillas que cuando estábamos en la universidad
  • Sacar del Facebook los que no son mis amigos (yea right!)
  • Ordenar la música en mi Ipod
  • Y las fotos en mi computadora… (estas últimas dos son dos proyectos de 6 meses cada uno)
  • Usar menos el BB o apagarlo (yea right!) cuando tenga conversaciones sentado en una mesa
  • Pagar la multa de tránsito que tengo pendiente en la Alcaldía de Chacao (las multas deberían prescribir, ya es suficiente castigo estar pendiente de pagarlas)
  • Ordenar mi estudio (como si eso fuera posible)
  • Leer los miles de bolívares que he gastado en libros o mejor: terminar los que he comenzado a leer, para sacar los que he escondido a mi familia desde que me prohibieron entrar a Tecniciencia o cualquier tienda que tenga más de dos libros exhibidos (además ya no cabe uno más en el escondite secreto)
  • Ampliar mis conocimientos de música clásica, jazz y opera (para acompañar la pila de libros)
  • Ser mejor padre (volver a escuchar la canción No Basta de Franco de Vita)
  • Dejar de ver las predicciones de Nostradamus, Adriana Azzi o cualquier otro astrólogo o tarotistas que se diga con poderes videntes (sólo hacerle caso al conductor de Aló Presidente)
  • Ir más al cine y ver mejores películas (no sólo Disney hace películas)
  • No pararle a la Apocalipsis financiera de turno y dejar de comerme las uñas (Obama va a resolver todo)
  • Limpiar los zapatos y las trenzas (con sacarlas y volverlas a enlazar tengo)
  • Botar la ropa vieja o la que no uso, o la que no uso y está vieja (ya ven por qué no me deshago de la ropa que no uso)
  • Mantener el blog al día (al menos un post por semana)
  • No perder el contacto con los amigos nuevos (para darle celos a los amigos viejos)
  • Ir mas a la playa y tomar menos cervezas (no es condición sine qua non pero pueden ir juntas, digo la playa y las cervezas)
  • Ah! y algo de ir a Misa, pero no me acuerdo...
  • … etc … Etc … ETC